Dreams are renewable. No matter what our age or condition, there are still untapped possibilities within us and new beauty waiting to be born.

-Dale Turner-

domingo, 22 de enero de 2012

Adiós... ?

Hace ya bastante tiempo desde la última vez que aparecí por aquí y no he escrito nada desde entonces, así que no sé si no estaré algo oxidada... Es igual, lo intento:

Hoy me gustaría hablar de las rupturas. Es algo por lo que todos hemos pasado, si no con la pareja con los amigos, y si alguien no ha pasado por ello es que está más solo que la una.
Hay diferentes formas de romper una relación: una de ellas es deshacerse de ese ser odioso al que un día tuvimos aprecio, otra es ser abandonado y otra, poco frecuente, es acabar bien.
¿Dejar o ser dejado? ¿Qué diríais que jode mas?
Y, en el caso de dejar, o abandonar concretamente, ¿por qué jode? Sinceramente, me gustaría pensar que lo desagradable del asunto está en ver sufrir a la persona anteriormente amada (oh, que bonito suena, ¿no?) pero mirandolo objetivamente, ¿en serio se puede decir que sea eso? No es que diga que la otra persona resulte indiferente (o sí, eso ya depende de cada uno), pero soy de la opinión de que lo que realmente reconcome la moral es el propio sentimiento: hacer que el otro sufra significa que ahora yo soy peor persona...
En fin, es un poco evidente la razón de este tema hoy...
Tenía que decir algo al respecto.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada